domingo, 15 de noviembre de 2009

Fundamentos biológicos de la Irracionalidad Humana

Albert Ellis



1- Parecen existir en casi todas las personas pero no en igual proporción
2- En casi todos los grupos sociales y culturales, lo único que cambia es el tema
3- Muchas de las irracionalidades que las personas siguen ciegamente van contra lo que dicen sus padres, compañeros o medios de comunicación social. No quieren ceder
4- Casi todas las irracionalidades son aplicables a personas ignorantes, estúpidas y muy perturbadas, y a personas muy inteligentes, educadas y casi no perturbadas
5- Hay personas que cuando dejan muchas de sus irracionalidades pasan al otro extremo. El extremismo parece ser un rasgo natural
6- Las personas que parecen menos aquejadas de pensamientos y conductas irracionales en ciertos momentos vuelven a ellos, existe una disposición básica, innata, a comportarse así en situaciones de tensión
7- Las personas que se oponen fuertemente a varias clases de irracionalidades a veces caen presa de ellas. Psicólogos que creen que la culpa o depresión están muy mal caen en ellas
8- El conocimiento o la reflexión sólo parcial en torno al comportamiento irracional de uno, ayuda a cambiarla, aunque no sea totalmente. Puede tener una comprensión intelectual de la irracionalidad que mantienes débil y otra emocional que mantienes vigorosamente y por eso actúas como lo haces. Tener creencias contradictorias es parte de la condición humana
9- Es excepcionalmente difícil vencerlas. Aprenden demasiado bien sus comportamientos contraproducentes a una temprana edad. Potente condicionabilidad, que hay que contracondicionar aunque difícilmente será total por su tendencia innata. Si se condicionó fue porque tenía tendencia a ello
10- Ciertas ideas brotan de experiencias personales, no aprendidas, que las inventamos. Mucha gente cree que sus profundos sentimientos prueban algo objetivamente en el universo
11- Las personas comienzan con una observación realista y terminan con una conclusión ilógica
12- La tendencia a la generalización parece ser condición humana, como dijo también Korzybski
13- El pensamiento humano varía de modo significativo en relación a los niveles de inteligencia; también algunas formas de pensamiento se derivan en gran parte del funcionamiento del cerebro izquierdo o derecho. Ello posee un fuerte componente hereditario
14- Las personas encuentran mayor facilidad en aprender la conducta auto-destructiva que la no-destructiva

sábado, 17 de octubre de 2009

CANCIONES RACIONALES HUMORÍSTICAS



Gloria, Gloria Aleluya

Letra: Albert Ellis (traducción Francesc Sorribes)

Mis ojos vieron la gloria de las grandes relaciones,
Después titubearon, la pasión viene y se va,
He oído grandes romances donde todo es por igual,
¡Pero soy escéptico!

GLORIA; GLORIA; ALELUYA
Te aman y también te desprecian
Si tú cuidas constantemente de ellos,
no lo esperes por igual.

GLORIA; GLORIA; ALELUYA
La gente te aplaude, y te rechaza,
Si tú cuidas constantemente de ellos,
no lo esperes por igual.

sábado, 19 de septiembre de 2009

El cuento de Hu-Nang



En Hu-Nang vivía un campesino viejo, Seo. Tenía un hijo sano y fuerte, un precioso caballo, una casa y un huerto; todo lo necesario para su felicidad.
“Que suerte tienes” le decían sus vecinos, a quienes el respondía “tal vez…”.
Un día el caballo se escapó y el campesino se quedó sin ningún animal para arar el huerto.
“Que mala suerte tienes, exclamaron sus vecinos” y el respondió “tal vez…”.
Al cabo de tres días se presentó el zagal con tres yeguas cerreas salvajes y hermosas. “Y sin pagar una sola moneda, eso es auténtica suerte, le dijeron”. “Tal vez…, volvió a contestar el viejo chino”.
Una semana más tarde, en el empeño de domar a una de las yeguas, el hijo se rompió una pierna. “Que infortunio, ¿quién va a arar tus tierras ahora?; pobre viejo, eso es auténtica mala suerte”.
“Tal vez…”
Al cabo de unos días llegaron al pueblo soldados para una leva, reclutando hombres jóvenes para la guerra, pero al hijo de Sêo no se lo llevaron porque tenía una pierna rota.
“Vaya suerte tienes Sêo, nuestros hijos al frente y el tuyo en casa”. Y Sêo como siempre, con un atisbo de sonrisa, les respondió “tal vez…”.
Sêo contempla, con una calma sabia, los inevitables vaivenes de la vida, esa natural alternancia entre lo que llamamos buena suerte y mala suerte.

En el siguiente ejemplo hemos comprobado que nuestras reacciones son tanto más flexibles y adaptativas cuanto antes aceptamos que la vida no es ni justa, ni de color rosa y que los conflictos, las frustraciones, las crisis y el dolor forman parte de la realidad de manera inseparable al placer, la calma o el bienestar.

La mayoría de personas solemos contemplar dificultades, conflictos, enfermedades y cualquier tipo de contrariedad como “enemigos que hay que derrotar”, en lugar de retos de los que aprender. Reverenciamos la lucha y la vida es entendida como un duelo. Esta actitud de lucha y dominio se refleja en nuestra cotidianeidad, cada vez que maldecimos nuestras inevitables frustraciones, en nuestra relación dominante contra la naturaleza.

(Texto extraído del libro de Montserrat Calvo. “Sexualidad Atlética y Erotismo”. Ed.Planeta)

martes, 15 de septiembre de 2009

Base neurológica del modelo ABC



Woods ha sugerido un modelo de base neurológica para demostrar la viabilidad de este argumento que B y C pueden afectar a A y que los C pueden afectar a los B. Después de todo, los A aprietan el gatillo de los B y los B causan los C. ¿Cómo pueden afectar los B y C a los A y cómo pueden los C afectar a los B con una única secuencia ABC?

En la interpretación neurológica los A incluyen:

- sucesos externos
- energía de estímulo transmitida por estos sucesos externos
- respuesta del sistema sensorial
- actividad en el área sensorial del cerebro (sensación experimentada
- actividad en el área de asociación sensorial del cerebro (sensación interpretada)

Los sistemas de Creencias tienen lugar mayormente en el área cortical del cerebro, donde la experiencia se enlaza con nuestros sistemas de Creencias y es evaluada. Las Consecuencias, C, constan de reacciones emocionales y de conducta ante los A y B.

Inicialmente ocurre las sencilla secuencia ABC “que se mueve hacia delante”. Cuando se realiza que el nivel A alcanza debidamente los niveles superiores del cerebro, es razonable entonces considerar que las Creencias en B y las emociones y conductas en C pueden afectar a los A. Un A que comienza que comienza con una situación de estímulo externo corriente llega hasta las áreas de asociación sensorial antes de poder activar los procesos del nivel B. Luego, tales procesos del nivel B pueden verse como un circuito de regeneración para las áreas de asociación y que afectan la interpretación o percepción del A. De este modo, la interpretación en A de una experiencia puede estar influida por los sistemas de creencias y evaluaciones en B.

De igual manera las subsiguientes reacciones emocionales y de conducta en C pueden asimismo actuar entre sí con la actividad entrante en el área de asociación (A) lo mismo que con la actividad entrante en el área cortical (B). Así, puede postularse aún más que los C puedan asimismo actuar recíprocamente con los A y B de tal suerte que los tres se influyan mutuamente. El diagrama esquemático de la siguiente figura resume lo que se ha dicho y clarifica ambas interacciones, dónde y cómo son posibles, entre los A, B y C.



A
Energía de estímulo transmitida por suceso externo
Respuesta del sistema sensorial
Actividad en el área sensorial del cerebro (sensación experimentada)
Actividad en el área de asociación sensorial (sensación interpretada)

B
Área cortical (experiencia enlazada con los sistemas de creencia y evaluada)

C
Reacciones emocionales y de conducta

domingo, 28 de junio de 2009

LO QUE DEPENDE DE MI Y LO QUE NO



EPICTETO - MANUAL DE VIDA


1 Hay ciertas cosas que dependen de nosotros mismos, como nuestros juicios, nuestras tendencias, nuestros deseos y aversiones y, en una palabra, todas nuestras operaciones. Otras hay también que no dependen, como el cuerpo, las riquezas, la reputación, el poder; en una palabra, todo aquello que no es de nuestra operación.

2 Lo que depende de nosotros es libre por su naturaleza, y no puede ser impedido ni forzado de ningún hombre, y, al contrario, lo que no depende de nosotros es servil, despreciable y sujeto al ajeno poder.

3 Acuérdate, pues, que si juzgas por libre y tuyo lo que de su naturaleza es servil y sujeto al poder ajeno, hallarás muy grandes inconvenientes, y te verás confuso en todos tus designios y expuesto a mil molestias, y al fin acusarás a los dioses y a los hombres de tu infortunio. Y si, al contrario, creyeres ser tuyo solamente lo que de verdad te pertenece, y supieres considerar como externo o extranjero lo que en efecto lo es, cierto que nada será capaz ni bastante para desviarte de lo que te hayas propuesto hacer; que no emprenderás cosa alguna que te pese; que no acusarás a nadie, ni murmurarás; que ninguno te ofenderá; que no tendrás enemigos, ni padecerás jamás un mínimo desplacer.

4 Si deseas, pues, tan grandes bienes, sabe que no basta desearlos tibiamente para obtenerlos, sino que conviene evitar del todo algunas cosas y privarte de otras por algún tiempo. Porque si (no contento con el que posees) tienes ambición de entrar en cargos y de amontonar riquezas, acuérdate que perderás absolutamente los medios verdaderos de granjear la libertad y la felicidad. Y también podrá ser que quedes frustrado de lo que pretendes con tanta pasión.

5 Cuando se te ofrece algún objeto enojoso, acostúmbrate a decir en ti mismo que no es lo que parece, sino pura imaginación. Luego que hayas hecho esta reflexión, examina el objeto por las reglas que ya tienes para ello. Considera si es cosa que depende de ti; porque si no depende, dirás que no te toca.

jueves, 19 de febrero de 2009

Breve reflexión dedicada al Dr. Albert Ellis


Dr. Albert Ellis falleció el 24 de julio del 2007 a la edad de 93 años tras una larga enfermedad.

Al querido terapeuta y ya compañero del alma que se ha ido…

Es una profunda tristeza para nosotros la pérdida reciente de Albert Ellis, quien supo sintetizar con exactitud el por qué las personas nos perturbamos innecesariamente. ¿A quién de entre los que le conocimos personalmente, a través del correo electrónico, o su nutrida biografía no nos sacó de más de un apuro?

Como él dijo en más de una ocasión, aprendió más de los filósofos que de los psicólogos, y en 1955 creó la Terapia Racional Emotiva Conductual tras dejar una larga formación psicoanalítica. Empezó a realizar un tipo de terapia más breve y eficaz dirigida a la autoayuda, enseñando activamente a las personas para que pudiesen ser en el futuro sus propios terapeutas.

Ellis fue su propio laboratorio para sus teorías psicológicas, aplicándose a sí mismo lo que él decía. Por tanto, sus conocimientos no vienen tan solo de la lógica o razonamiento sino más bien de su propia experiencia. Por esta razón sus terapias funcionaron al dedillo, no sus mal interpretadas terapias – por supuesto – sacadas de su contexto.

Un terapeuta incansable y muy productivo, trabajando 14 horas diarias en la psicoterapia hasta el final de sus días y formando a estudiantes y profesionales de todo el mundo ¡pocos clínicos en la historia habrán trabajado con tantos pacientes y grupos como lo hizo él! Mantuvo su vitalidad y tesón hasta el final de su capacidad física.

Contactar con Ellis no era realmente difícil, porque probablemente fue uno de los psicólogos más accesibles que existieron. Nunca dejó de responder a ninguna de las treinta cartas que le enviamos ¿qué amigo íntimo no olvida responder alguna carta entre treinta? Ahí dejamos la pregunta y la breve reflexión.

Fue un gran humanista, enseñando activamente a las personas a sentirse valiosas por el mero hecho de ser y existir, y a no juzgarse ni condenarse a sí mismas.

También fue un hombre revolucionario en su profesión, tanto en la sexología como en la psicología, por lo que fue tildado muchas veces de controvertido y polémico. Sus acciones eran congruentes con lo que sentía y pensaba, por esta razón su vida refleja muy bien su teoría.

Fue un hombre y un terapeuta “auténtico”, y un genio, lo que el tiempo reconocerá.

Biografía

Nació el 1913 en Pittsburg y se crió en Nueva York donde residió toda su vida. En 1947 se sacó el Doctorado en la Universidad de Colombia y se formó en el psicoanálisis. Empezó su carrera profesional como consejero sexual y matrimonial y, en 1955, tras dejar la formación psicoanalítica, creó la Terapia Racional Emotiva Conductual, considerada hoy como el padre de las terapias cognitivas-conductuales de la actualidad. En el 2003, fue considerado por el APA como el segundo psicólogo más influyente en el siglo veinte, por detrás de Carl Rogers y por delante de Sigmund Freud. Escritor prolífero con más de 70 libros publicados y centenares de artículos e investigaciones, y un orador extraordinario con más de un centenar de conferencias y ponencias por todo el mundo. Actualmente era Presidente del Albert Ellis Institute de Nueva York, que fundó hace más de 50 años, y aún seguía trabajando en lo que era su vida.

domingo, 11 de enero de 2009

Orígenes filosóficos de la TREC

El origen de la TREC es esencialmente filosófica, influencias como Confucio, Lao-Tsé, Buda, Epicteto, Epicúreo, Cicerón, Séneca, Marco Aurelio, Immanuel Kant, Arthur Schoppenhauer, Ralph Waldo Emerson, John Dewey, George Santayana, Bertrand Russell, Karl Popper, Spinoza, Korzybski, Allan Watts, Aldous Huxley.....

La mayoría de ellos comparten una temática central que se resume bajo la premisa siguiente:

“uno se crea el propio sufrimiento cuando piensa de manera irracional y disfuncional”.

Albert Ellis reconoce que aprendió más de los filósofos que de los psicólogos, pero se considera ecléctico, la REBT recoge lo fundamental y positivo de las diferentes filosofías y posturas teóricas y prácticas, y también critica y cuestiona los aspectos que considera inadecuados de cada una de ellas.

Principales filosofías de la TREC


ESTOCISMO: Es el origen de la REBT. Aparece alrededor del año 300 a.C. Sus principales representantes son: Epícteto, Séneca i Marco Aurelio. El interés se centra en lo que depende de uno, es decir, el razonamiento.


FILOSOFIAS ORIENTALES: Lao-Tsé, Confucio, Buda. La temática continua siendo la misma. Uno mismo, sec crea su propio sufrimiento, cuando piensa de manera irracional y disfuncional.


FILOSOFÍAS OCCIDENTALES: Kant, Schoppenhauer, John Dewey, Bertrand Russell. Representan el enfoque actitudinal de la filosofía por paliar el sufrimiento y buscar la plenitud y la felicidad.

Principales corrientes psicológicas que también influyeron:


TEORIAS CONDUCTUALES: Watson, Skinner, Kazdin. Tienen en cuenta la relación entre conducta y reforzamiento, más que el proceso interno que puedan hacer las personas. La conducta se mantiene básicamente por refuerzos; por tanto, la manera de cambiar la propia conducta es cambiando los condicionantes externos que la mantienen.

TEORIAS COGNITIVAS-CONDUCTUALES: Aarón Beck, Arnold Lazarus, Meichenbaum. Consideran que las filosofías básicas, esquemas o creencias irracionales de la persona, son lo que provocan y mantienen el malestar emocional. La Terapia Racional Emotiva Conductual, entraría dentro de tales teorías a pesar de tener algunas peculariedades. Albert Ellis y Aarón Beck son considerados los precursores o padres de esta corriente.



TERAPIA RACIONAL EMOTIVA CONDUCTUAL: Pone enérgicamente la atención en la filosofía de la persona. Básicamente en el que menciona creencias irracionales y más específicamente en las exigencias hacia uno mismo, a los demás y a las condiciones.

Uno de los principales puntos de partida de la REBT es que prácticamente todos los deseos, preferencias y esperanzas son adecuadas, incluso aunque sean difíciles de conseguir; en cambio, las exigencias, órdenes, insistencias absolutistas y las imposiciones son inadecuadas y nos sabotean a nosotros y a nuestros objetivos.

INVESTIGACIONES EN TREC

PRÓXIMO ESTUDIO EN REBT

ESCALA O'KELLY PARA MUJERES
Estudio transcultural y transgeracional de las creencias irracionales de mujeres en relación a distintos ámbitos - familiar, ocupacional, etc.

Más información en http://www.cbtaustralia.com.au/

Baja tolerancia a la frustración y perfeccionismo en los problemas sexuales y de pareja

Sorribes, F.; Lega, L.; Calvo, M.; Trujillo, J. L.

Institut RET

Saint Peter’s College of New Jersey

ABSTRACT

Según la Terapia Racional Emotiva Conductual o TREC (Ellis, 1958), la perturbación emocional y conductual depende en gran parte al mantenimiento de creencias irracionales.

El objetivo de la presente investigación es explorar las relaciones entre diferentes tipos de creencias irracionales (aprobación, perfeccionismo, baja tolerancia a la frustración, condenación global a la persona, catastrofismo) y los problemas sexuales y de relación de pareja. Hemos estudiado una muestra de 146 pacientes provenientes de un centro de psicología y sexología en el noreste de España con distintos diagnósticos clínicos: trastorno de ansiedad generalizada, trastorno depresivo mayor, problemas de pareja, trastorno del deseo sexual inhibido, disfunción eréctil y eyaculación precoz.

Los resultados indican una presencia significativa mayor de perfeccionismo en las personas con problemas de pareja que en aquellos con trastornos de ansiedad generalizada, trastornos depresivos y trastorno de deseo sexual inhibido. La baja tolerancia a la frustración es también significativamente más alta en personas con problemas de pareja más que en individuos con trastornos de ansiedad generalizada y trastornos depresivos.

También se han encontrado una presencia significativa mayor de baja tolerancia a la frustración en personas con problemas sexuales incluyendo: trastorno de deseo sexual inhibido, eyaculación precoz y disfunción eréctil, que en aquellos con trastorno de ansiedad generalizada, y en personas con trastornos sexuales de eyaculación precoz y disfunción eréctil en comparación con individuos con trastornos depresivos.

Estos resultados son consistentes con la teoría de TREC y sus posibles implicaciones para futuras investigaciones y la intervención terapéutica son ampliamente discutidas.

PALABRAS CLAVE: baja tolerancia a la frustración, perfeccionismo, sexualidad, pareja, irracionalidad, Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC), ansiedad del ego, ansiedad situacional.

Creencias irracionales en mujeres respecto al rol femenino (muestra española)

José-Luis Trujillo 1, Leonor Lega 2, Francesc Sorribes 1, Montse Calvo 1 y Arturo Heman 3.

(1 Institut RET de Barcelona; 2 Saint Peter’s College (USA); 3 Instituto Mexicano de Terapia Racional Emotiva (Mexico D.F.)).

De acuerdo con Ellis (1955), la irracionalidad en el pensamiento, reflejada en creencias rígidas, dogmáticas y absolutistas, está en la base de las emociones y conductas disfuncionales. Dicha irracionalidad es un factor universalmente presente en el ser humano, y se da en todas las sociedades, culturas y épocas (Ellis, 1976). La “forma” y “contenido” en que esta irracionalidad se manifiesta será un factor importante a tener en cuenta de cara al diseño de técnicas de intervención eficaces. En estudios transculturales se observa la presencia universal de dicho patrón de irracionalidad si bien existen diferencias en cuanto a los contenidos.



El presente estudio se centra en las creencias irracionales que, respecto al rol de género femenino, pueden presentar las propias mujeres. Creencias como “la mujer debe centrarse en la satisfacción del marido”, “si no tengo pareja no soy nadie” o “si no tengo hijos no soy mujer” entre otras, pueden estar en la base de problemas de pareja, soledad, dependencia emocional, violencia de género, etc., y sería de gran utilidad su identificación y reestructuración.



Este trabajo forma parte de una investigación multicultural en la que se vienen evaluando los pensamientos de rol femenino en muestras de mujeres de diferentes países de Asia, Oceanía, America del Norte, America del Sur, y Europa. Presentamos los resultados obtenidos en una muestra de 112 mujeres de Barcelona que rellenaron la versión original de 92 items de la Escala de Creencias sobre Roles de Genero Tradicionales femeninos de O’Kelly (2009).



Los resultados muestran la existencia de irracionalidad en todas las sociedades estudiadas, también en la española, si bien en cada cultura el contenido de la irracionalidad variaba. En la muestra española se halló un factor de irracionalidad en 34 items, y el análisis factorial del total aportó la presencia de tres factores de irracionalidad, a los que podríamos llamar: “Necesito alguien más fuerte que yo en quién confiar”, “Debo de tener familia” y “Tengo que satisfacer los deseos de mi pareja”.



Palabras clave: Irracionalidad, rol femenino, creencias, transcultural, mujeres.

Sexualidad, Adicciones, y Creencias Irracionales

Bertacco, M.; Sorribes, F.; Mas-Bagà, M.

Presentado en el VI International Congress of Cognitive Psychotherapy Rome (Italy), 19th-22nd June 2008 y en el X Congreso Nacional de Sexología celebrado en León del 17 al 20 abril del 2008.

ABSTRACT

A pesar de haber una postura académica controvertida acerca de lo que es el concepto de adicción sexual, la investigación en este área sigue aumentando cada vez mas (Goodman, 1992). Basándonos en la Terapia Racional Emotiva Conductual (Ellis, 1977), la presente investigación intenta explorar las posibles relaciones entre distintos constructos psicológicos importantes (por ejemplo, autoestima, auto-eficacia, y alexitimia), actitudes/conductas sexuales y pensamientos irracionales o disfuncionales. Con esta finalidad, hemos administrado un cuestionario a 51 pacientes del centro para el tratamiento de las drogadicciones “CAT-Barcelona”. En acuerdo con las hipótesis iniciales, los resultados evidencian unos patrones de correlaciones específicas entre pensamientos irracionales, problemas sexuales y variables relacionadas con la autoestima. Por lo que concierne a las adicciones, se destaca (a) una asociación positiva entre alcoholismo y adicción sexual, y (b) una asociación negativa entre heroína y satisfacción sexual. En las conclusiones se discute los límites de la presente investigación así como las posibles implicaciones para futuras investigaciones.

Journal of Rational Emotive & Cognitive-Behavior Therapy

REESTRUCTURANDO METAFÓRAS: USANDO EL REPLANTEAMIENTO MENTAL EN EL ENTRENAMIENTO COGNITIVO

Kasper Assing Smith

Journal of Rational-Emotive & Cognitive-Behavior Therapy. Vol. 26. Nº 1. pág. 16-29. Marzo 2008.

ABSTRACT: Este artículo subraya los diferentes aspectos de tratamiento con metáforas en el entrenamiento cognitivo. Éste se focaliza en la conexión entre la metáfora, el lenguaje y la percepción. Las metáforas son una íntima parte de las múltiples expresiones lingüísticas. El entrenamiento es una interacción verbal estructurada que implica el intercambio de metáforas entre un paciente y un entrenador. La literatura del entrenamiento cognitivo se concentra principalmente en las técnicas que ayudan a los pacientes a encontrar lógicas inconsistencias en su pensamiento. Tales técnicas han probado ser muy de ayuda, pero no todos los pacientes tienen la habilidad de beneficiarse de la tradicional disputa racional. En estas situaciones el entrenador puede usar otra técnica, la cual deriva de principios cognitivos. La primera parte del artículo se focaliza en los aspectos teóricos de la metáfora como expresión lingüística mientras que la segunda parte se dirige a un caso específico. Las técnicas sugestivas en cómo reestructurar las metáforas son descritas en conexión con el caso.

LA DISPUTA RACIONAL-EMOTIVO Y EL MODELO DE PERONALIDAD DE LOS 5 FACTORES:

Shawn Blau
Sacred Herat University, USA

J. Ryan Fuller
Thomas P. Vaccaro
St. John’s University & The Albert Ellis Institute, USA

Journal of Rational Emotive & Cognitive-Behavior Therapy, Vol.24, No.2, 2006

ABSTRACT: Este estudio investiga la relación entre los tres tipos de disputas usadas en Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC), y los cinco dimensiones de personalidad del Modelo de los 5 factores de personalidad. Una muestra de 194 sujetos fueron evaluados por las tres categorías de disputas de la TREC usando el Inventario de Eficiencia Emocional de Ellis (EEEI), y los cinco factores de personalidad usando el NEO-Five Factor Inventory (NEO-FFI). La disputa sobre el “catastrofismo” correlacionaba negativamente con Neuroticismo. La disputa de “autocondena” correlacionaba positivamente con las dimensiones Extraversión y Conciencia. La disputa de la “baja tolerancia a la frustración” correlacionaba positivamente con Amabilidad y Apertura a la Exeperiencia. Las implicaciones en la práctica de la TREC fueron discutidas.

CONCLUSIONES: Personas con alto Neuroticismo les ayuda la disputa del “catastrofismo”; personas con baja Extraversión y Conciencia les ayuda la disputa de “autocondena”; y personas con baja Amabilidad y Apertura a la Experiencia les ayuda la disputa de la “baja tolerancia a la frustración”.

Neuroticismo (N, neuroticism). Es la dimensión que contrasta el ajuste o estabilidad emocional con el desajuste o inestabilidad.
Extraversión (E, extraversion). Esta dimensión incluye la sociabilidad aunque ésta es sólo un componente de esta dimensión.
Apertura a la experiencia (O, openness). La imaginación activa, la sensibilidad estética, la atención a las vivencias internas, gusto por la variedad, curiosidad intelectual e independencia de juicio.
Agradabilidad (A, agreeableness). Refleja tendencias interpersonales. En su polo positivo, el individuo es altruista, considerado, confiado y solidario. En su polo opuesto el individuo es egocéntrico, escéptico y competitivo.
Conciencia (C, conscientiousness). Esta dimensión tiene sus bases en el autocontrol, no sólo de impulsos sino que también en la planificación, organización y ejecución de tareas.

CREENCIAS IRRACIONALES Y AUTOACEPTACIÓN INCONDICIONAL

Martin F. Davies
Goldsmiths University of London, UK

Journal of Rational Emotive & Cognitive-Behavior Therapy, Vol.24, No.2, 2006

ABSTRACT: En un studio de 102 adultos no clínicos, las relaciones entre las medidas de creencias irracionales, autoaceptación incondicional, autoestima y las 5 dimensiones de personalidad fueron investigadas. Como era esperado, la autoaceptación incondicional correlacionaba altamente con la autoestima. En la línea de la TREC, los sujetos que puntuaban alto en autoaceptación incondicional marcaban bajo en creencias irracionales. La Autoaceptación incondicional correlacionaba negativamente con Neuroticismo pero no con las otras 5 dimensiones de personalidad. Las creencias irracionales correlacionaban positivamente con Neuroticismo y negativamente con Apertura. Los análisis factoriales de la escala de autoaceptación incondicional no mostró una simple estructura unidimensional. Una versión revisada de la escala comprende estos ítems que no daban peso al factor autoestima lo que produjo una medida más pura de la autoaceptación incondicional que no correlacionaba significativamente con la autoestima. Los resultados tienen implicaciones para investigar la autoaceptación incondicional en los estudios sobre los resultados terapéuticos.

Google+